El ferrocarril en Alemania: delimitación geográfica de sus orígenes

La evolución y el desarrollo del ferrocarril en Alemania se comprende mejor si el periodo que va desde la aparición del ferrocarril en Alemania hasta hoy se divide en diferentes épocas o periodos ferroviarios. El periodo que abarca cada una de estas épocas es fácil de acotar en el tiempo, pues los límites de cada época se corresponden con hechos datados de forma precisa.

No obstante, para referirnos a la historia del ferrocarril en Alemania hemos de enfrentarnos a un pequeño problema. Y este no es otro que, cuando surge el primer ferrocarril en el espacio geográfico de la actual Alemania, Alemania como estado-nación no existía.

En consecuencia, hasta la creación de Alemania como estado nacional unificado en 1871, año en el que se funda el Imperio Alemán, en relación con la historia del ferrocarril en Alemania, serán objeto de investigación y análisis los diversos estados alemanes hasta entonces independientes en los que se hablaba el alemán (el Reino de Prusia, el Reino de Baviera, el Palatinado Renano, el Reino de Sajonia, el Reino de Wurtemberg, el Gran Ducado de Baden…).

Mapa de la Confederación germánica al inicio de la era del ferrocarril en Alemania
Atribución: ziegelbrenner, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

En este sentido, puede decirse que la era del ferrocarril en Alemania se inicia con la puesta en circulación del ferrocarril de Luis I de Baviera (Ludwigeisenbahn) el 7 de diciembre de 1835 que, arrastrado por una locomotora, unía las localidades bávaras de Nürnberg (Núremberg) y Fürth.

El ferrocarril en Alemania: épocas

Generalidades

El periodo de tiempo que abarca desde la aparición del ferrocarril en Alemania hasta hoy en día se divide en una serie de épocas, perfectamente delimitadas en el tiempo, distinguiéndose cada una de ellas por un conjunto de características peculiares. Actualmente se distinguen seis épocas.

La época I abarca desde el año 1835, año en el que se pone en circulación el ferrocarril de Luis I de Baviera (Ludwigeisenbahn) en el Reino de Baviera, hasta el año 1920, año en el que tras la finalización de la Primera Guerra Mundial se funda la vieja Deutsche Reichsbahn (abreviadamente DR) antigua compañía nacional de los ferrocarriles alemanes. Se corresponde con los inicios del ferrocarril en territorio alemán, cuando los diversos estados alemanes independientes pusieron en marcha sus ferrocarriles, tanto estatales como privados. Sus líneas férreas llegaron en algunos casos a ser muy extensas. Esta época se caracteriza por una multiplicidad de tipos de material rodante, colores e inscripciones.

Durante este periodo se crea el Imperio Alemán, momento en el que se produce la unificación alemana y la proclamación de Guillermo I como emperador de Alemania.

La época II va desde 1920 hasta el año 1945, año en el que finaliza la Segunda Guerra Mundial. Durante esta época, los ferrocarriles en Alemania se agrupan bajo la antigua Deutsche Reichsbahn creada en el año 1920. La multiplicidad del material rodante de la época anterior se restringe en esta mediante series normalizadas.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, se inicia la época III del ferrocarril en Alemania, que comprende desde el año 1945 hasta el año 1970. Al final de la Segunda Guerra Mundial. Alemania fue dividida en dos estados separados: la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana. En cada uno de estos estados se creó una compañía de ferrocarriles estatal propia. En la República Federal de Alemania, la antigua Deutsche Reichsbahn pasó a operar bajo el nombre de Deutsche Bundesbahn, mientras que en la que fue República Democrática Alemana lo siguió haciendo bajo la denominación de Deutsche Reichsbahn. Se da la circunstancia de que durante esta época coincidieron las tracciones a vapor, diésel y eléctrica.

El paso a la época IV lo marca en 1970 la introducción de las inscripciones normalizadas UIC (siglas de la Unión Internacional de Ferrocarriles), aptas para el tratamiento informatizado del parque móvil de las compañías ferroviarias. Durante esta época los diferentes coches y vagones son utilizables a escala internacional, y nuevos esquemas conceptuales de colores dan más colorido al ferrocarril. Dura hasta los inicios de la década de los 90 del siglo XX, momento en el que tras la reunificación alemana, las compañías ferroviarias de la DB y la DR se unen para formar la Deutsche Bahn AG.

En 1990 da comienzo la época V. En esta época se funda la Deutsche Bahn AG, heredera de las extintas compañías ferroviarias existentes hasta la reunificación alemana: la DB y la DR. Durante el periodo de tiempo que abarca esta época, las compañías ferroviarias privadas se hacen con el mercado de las líneas de ferrocarril regionales. Finalmente, la época VI se inicia a mediados de la primera década del siglo XXI (año 2006 aproximadamente), cuando la UIC introduce las nuevas directrices para la identificación del material rodante ferroviario (locomotoras, coches de viajeros, vagones…), compuesto por 12 dígitos que incluyen la identificación del país.

A su vez, cada época se divide en un conjunto de periodos con características propias.

##

¡Bienvenidos a fosuna.net!

Desde que a mis dos o tres años mi padre me regalara un tren eléctrico Märklin, me ha fascinado el mundo del ferrocarril. De pequeño, jugar con dicho tren -que todavía conservo y del que nunca me he separado-, era una de las cosas que más me gustaba y que más feliz me hacía. Paralelamente, también pasé toda mi infancia y juventud viviendo a escasos metros de una estación de ferrocarril, la estación de Pozuelo, por la que he visto pasar los más diversos y variados trenes. Ambos hechos supusieron que prácticamente desde mi nacimiento descubriera los trenes y disfrutara observándolos.

Por aquella época, la madrileña Estación del Norte, hoy de Príncipe Pío, era un auténtico centro de actividad ferroviaria. Todos los trenes con esta estación como origen o destino pasaban por la estación de Pozuelo. Así como los trenes de mercancías que, saliendo de estaciones como la estación de Peñuelas, Imperial, u otras de posterior construcción, circulando a lo largo de la línea de contorno de Madrid, atravesaban la estación del Norte para dirigirse a sus destinos.

Sin embargo, no me conformaba con solamente observar y, con alguna frecuencia, también viajar en trenes de verdad. También deseaba poder reproducir toda esa actividad ferroviaria que tanto me atraía y llamaba la atención, con mi tren eléctrico, regalo de mi padre.

Locomotora eléctrica Märklin ref. 3038
Locomotora eléctrica de la SNCF BB9200, con número de explotación BB 9223
Modelo producido por Märklin en la década de 1960

Siempre montaba y jugaba con mi tren en el suelo. Lo hacía sobre todo en las épocas de vacaciones de verano y Navidad en las que podía montar mi tren sin tener que desmontarlo hasta el final de las vacaciones. Sin embargo, a pesar de lo reducidos que eran los circuitos que podía montar, con la imaginación lograba reproducir toda aquella actividad ferroviaria de la Estación del Norte y de la estación de Pozuelo que tanto me llamaban la atención.

Hoy, muchos años después, he decidido crear este sitio web para hablar de uno de los temas que más me gustan: del ferrocarril, y particularmente del ferrocarril en Alemania.

Espero y deseo que todos los visitantes de este sitio web puedan disfrutar con su contenido. Desde esta breve presentación saludo a todos ellos, y les agradezco mucho su visita.

Francisco Osuna Osuna

##