1935: Märklin presenta su tren eléctrico a escala 00

En 1935, en la Feria de otoño de Leipzig, Märklin presenta su nuevo tren eléctrico miniatura a escala 00. El ancho de vía de esta escala de modelismo ferroviario es de 16,5 mm, lo que se corresponde con una escala de reducción de 1:87 en relación con el ancho de vía internacional de 1.435 mm.

Tal año se circunscribía en la época II del ferrocarril, que en Alemania se caracterizaba por ser la época en la que operaba la Deutsche Reichsbahn (ver El ferrocarril en Alemania: épocas). Es por ello que los primeros modelos de Märklin a esta escala intentan ser reproducciones más o menos similares a los prototipos que circulaban en realidad. Sin embargo, todavía no son reproducciones exactas y fieles de modelos reales.

Este nuevo tren eléctrico en miniatura se ofertaba como un sistema completo cuyo surtido incluía todo lo necesario para su utilización y disfrute. De esta forma, Märklin ofertaba en su catálogo material rodante (locomotoras, coches de viajeros, vagones de mercancías, así como composiciones de trenes completas tanto de viajeros como de mercancías); vías y agujas; y transformadores y otro equipamiento eléctrico para el control y manejo de los trenes.

El surtido completo ofertado por Märklin en 1935 estaba formado por los siguientes artículos.

Locomotoras

  • Una locomotora de vapor con ténder remolcado (R 700 / RU 700)
  • Una locomotora eléctrica (RS 700 / RSU 700)

Coches de viajeros

  • Un coche de viajeros de dos ejes (327)
  • Cinco coches de viajeros de cuatro ejes, de los siguientes tipos: un coche de viajeros (341); un coche-restaurante de MITROPA (342); un coche-cama de MITROPA (343); un coche-restaurante de la CIWL (342 J); un coche-cama de la CIWL (343 J)

Vagones de mercancías

  • Un vagón de mercancías abierto (365)
  • Un vagón de teleros con garita de guardafrenos (372)
  • Un vagón cisterna (374)
  • Un vagón de mercancías cerrado (381)

La escala 00

En el modelismo ferroviario, la escala 00 es la precursora de la escala H0.

Sin embargo, para entender bien todo lo relacionado con las escalas en el campo del modelismo ferroviario, el primer concepto que hay que tenr claro es el de ancho de vía. Se define como ancho de vía, la distancia entre las caras internas de los dos rieles de una vía férrea, medida 14 mm por debajo del plano de rodadura en alineación recta.

El ancho de vía internacional, o ancho internacional, es de 1435 mm. Es el más extendido en el mundo, y fue adoptado por George Stephenson, marcando la frontera entre la vía ancha y la vía estrecha.

El ancho de vía como distancia entre las caras internas de los dos carriles que configuran la vía.

A escala 1:87, el ancho de vía correspondiente al ancho de vía internacional pasa a ser de 16,5 mm, que se corresponde con el ancho de vía de la escala 00, dentro del mundo del modelismo ferroviario. Así que, en un principio, podría decirse que la escala 00 se corresponde con una escala de reducción de 1:87. Sin embargo, esto no es así, ya que allá por la década de los años 30 del siglo XX, esta escala de reducción no podía aplicarse a las reproducciones de locomotoras, coches, vagones y trenes, ya que era necesario un mayor tamaño de estas reproducciones para disimular el considerable volumen de los motores y de la mecánica que incorporaban estos modelos para su funcionamiento. La escala de estos modelos era indefinida, si bien podía estimarse que se correspondería con una escala 1:76, aproximadamente.

En la actualidad, la escala 00 equivale a una escala de 1:76, si bien se conserva el ancho de vía de 16,5 mm.

Las partes básicas de una maqueta ferroviaria

Toda maqueta ferroviaria (o de trenes) se compone básicamente de tres partes:

  • una instalación ferroviaria por la que circulan trenes;
  • un equipo para el control de la instalación ferroviaria y de los trenes;
  • y un equipo para suministrar la energía eléctrica necesaria a los dos elementos anteriores y que estos puedan funcionar.
Partes básicas de una maqueta ferroviaria
Figura 1

En la figura adjunta se muestra un diagrama de bloques con la representación esquemática de los tres componentes básicos de una maqueta ferroviaria, de las relaciones que existen entre estos componentes, así como de los diferentes flujos (de datos y de corriente de alimentación) que se dan en la maqueta.

Como puede observarse en el diagrama, el equipo de alimentación suministra corriente eléctrica y alimenta al equipo de control. La energía eléctrica que recibe el equipo de control se utiliza, por un lado, como fuente de energía para el propio funcionamiento del equipo de control. Y por otro, para suministrar corriente eléctrica y alimentar a la instalación ferroviaria y a todos sus componentes. Esto significa que el equipo de alimentación no alimenta directamente a la instalación ferroviaria, sino que lo hace a través de los equipos de control.

Por su parte, el equipo de control no solo se encarga de suministrar energía eléctrica a la instalación ferroviaria, sino que también se encarga de controlarla y de gobernarla. Para ello envía una serie de comandos a los diversos elementos presentes en la instalación ferroviaria (como locomotoras, agujas, señales ferroviarias, luces, etc.) para que ejecuten determinadas acciones (como por ejemplo que un tren se pare; que una aguja se posicione de determinada forma; que una señal ferroviaria notifique «vía libre»; o que un conjunto de luces se enciendan o se apaguen, entre otras muchas posibilidades).

Pero, además, el equipo de control recibe información del estado de la instalación ferroviaria. A través de diversos dispositivos (como vías de contacto, de conmutación, sensores, etc.), la instalación ferroviaria informa a los equipos de control del estado y de los sucesos que se producen en una maqueta ferroviaria. Cuando el equipo de control recibe esta información, la procesa, y responde enviando a la instalación ferroviaria los comandos y órdenes oportunas para el gobierno y control de la maqueta.

Este proceso es cíclico, ya que al ser una maqueta de trenes un sistema dinámico, constantemente se están produciendo sucesos y variaciones en la instalación ferroviaria que requieren de atención y respuesta por parte del equipo de control. Lo que, a su vez, vuelve a alterar el estado de la instalación ferroviaria.