La codificación de las series constructivas de la originaria Deutsche Reichsbahn. Introducción

El esquema de codificación de las series constructivas de la originaria Deutsche Reichsbahn fue desarrollado en 1920, tras la fusión de los ferrocarriles de los estados alemanes en la Deutsche Reichsbahn (DR), para clasificar los aproximadamente cuatrocientos tipos diferentes de locomotoras de vapor recibidas de los ferrocarriles de los estados alemanes, así como los vehículos de nueva construcción. Este proceso, que en la Reichsbahn (ferrocarriles del imperio alemán) fue desarrollado significativamente por Gustav Hammer, el presidente de la Oficina Central del Reichsbahn, duró hasta 1926. Solo entonces quedó fijado definitivamente el plan de reclasificación de las locomotoras pertenecientes a los ferrocarriles de los estados alemanes.

Logo de la antigua Deutsche Reichsbahn (1920-1945) grabado en la carrocería de un vehículo ferroviario.
Atribución: Hugh Llewelyn, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons

Para las locomotoras eléctricas y con motores de combustión, así como para los automotores, no se desarrollaron las correspondientes codificaciones hasta la década de los años 30, cuando el número de existencias de estos tipos de tracción se hizo cada vez más grande y la anterior codificación ya no era suficiente.

Este codificación de las series o esquema de numeración se ajustó en repetidas ocasiones. Fue continuado por la Deutsche Bundesbahn hasta 1968 y por la Deutsche Reichsbahn de la RDA hasta 1970. A continuación se implantaron en ambas compañías ferroviarias sistemas de numeración de los vehículos legibles por ordenador. No obstante, las nuevas codificaciones de las series constructivas de la DB y de la DR se basaban en el de la antigua Deutsche Reichsbahn. Junto a la codificación numérica de la serie, se desarrolló un sistema de códigos identificativos del tipo de funcionamiento, que proporcionaba información importante para la explotación.

La codificación de las series constructivas de la antigua Deutsche Reichsbahn

Fuente: Wikipedia en alemán

Los trenes de viajeros

Un tren de viajeros es un tren ferroviario destinado principalmente al transporte de viajeros.

Tren de viajeros (regional) estacionado en la estación principal de Núremberg.
Atribución: Lars Steffens, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons

A los coches de viajeros que formaban parte de la composición de los trenes, podían añadirse uno o más furgones de equipaje (para el equipaje facturado, mercancías voluminosas como bicicletas o material deportivo de gran tamaño, y mercancías urgentes, en su caso), y/o furgones postales (para el envío de cartas y/o paquetes postales), que en el siglo XX eran muy frecuente, pero que en Europa, desde entonces, han sido en gran parte abandonado. El transporte para uso personal de bicicletas ya está permitido en muchos trenes de viajeros. Para ello normalmente están a disposición de los viajeros los llamados compartimentos polivalentes, que también facilitan el transporte de coches para niños, sillas de ruedas o equipajes de mayor tamaño. Trenes autoexpreso especiales llevan también consigo vagones autoexpreso para el transporte de automóviles.

Los trenes de viajeros se suelen dividir en diferentes tipologías de trenes (por ejemplo, para el tráfico de cercanías y larga distancia), ofreciendo la mayoría de ellos varias clases. Los trenes de viajeros arrastran coches para trenes de viajeros con asientos, teniendo también los trenes de larga distancia coche-restaurante, coches con literas y/o coches-cama. Además se distingue también entre, por un lado, trenes públicos regulares, y por otro, trenes especiales o de servicio. Una combinación de tren de viajeros y tren de mercancías son los llamados trenes mixtos. Un viaje para el traslado de coches para trenes de viajeros se denomina Leerreisezug (abreviadamente, Lr – tren vacío).

Otro tipo especial de tren de viajeros, junto a los ya citados trenes autoexpreso y trenes vacíos, es el tren nocturno.

Fuente: Wikipedia en alemán

La línea secundaria

Una línea de ferrocarril secundaria es una línea de ferrocarril de importancia subordinada (de secundaria importancia) que, a diferencia de una línea principal, presenta simplificaciones en su construcción y operación.

Paso a nivel sin barreras en una línea de ferrocarril secundaria (1952)
Atribución: Deutsche Fotothek‎, CC BY-SA 3.0 DE, vía Wikimedia Commons

Antecedentes

Como la construcción y explotación de líneas principales no siempre estaba cubierta por los ingresos, se empezaron a buscar simplificaciones. Ya en 1865, la asamblea de técnicos de la Vereins Deutscher Eisenbahnverwaltungen (Asociación de Administraciones Ferroviarias Alemanas) había establecido unos principios para los ferrocarriles secundarios. Estos se promulgaron como ley imperial el 1 de julio de 1878 con la Bahnordnung für deutsche Eisenbahnen untergeordneter Bedeutung (Reglamento ferroviario para los ferrocarriles alemanes de nivel secundario).

Los cambios más importantes respecto a la previa línea principal fueron:

  • Supresión de los guardavías.
  • Comprobación de las instalaciones de vías una vez al día (en vez de tres veces al día).
  • Menores requerimientos de frenado.
  • Inexistencia de recintos ferroviarios.
  • Eliminación de las barreras en los pasos a nivel.
  • Eliminación de las señales semafóricas en las estaciones.
  • Un margen más amplio en los límites de desgaste de las llantas de los vagones y de las locomotoras.

Normativa alemana

La Eisenbahn-Bau und Betriebsordnung -EBO- (Reglamento de construcción y explotación ferroviaria) define lo que son las líneas principales y secundarias. En la sección §1, párrafo 2, se dice que:

Las líneas de ferrocarril se distinguirán según su importancia en líneas principales y líneas secundarias. La decisión relativa a qué líneas de ferrocarril son principales y cuáles son secundarias incumbe a:
1. a la compañía que corresponda, en el caso de los ferrocarriles federales;
2. a la administración del estado federado, en el caso de los ferrocarriles que no pertenecen a la red ferroviaria de la federación (ferrocarriles propiamente no federales).

En las secciones siguientes de la EBO se indican características distintivas:

  • §5 Ancho de vía — mayor tolerancia admisible en las líneas secundarias.
  • §6 Radio de curvatura de la vía — en las líneas secundarias se admiten radios a partir de 180 metros.
  • §7 Pendiente — en las líneas secundarias se permiten de hasta un 40‰ en plena vía.
  • §8 Carga por eje.
  • §11 Pasos a nivel — en las líneas secundarias, se permiten los pasos a nivel sin barrera si se circula a velocidad reducida.
  • §14 Señalización ferroviaria y desvíos ferroviarios — en las líneas secundarias se permite una señalización simplificada.
  • §15 Bloqueo y control ferroviario — en las líneas secundarias se permite el control directo de los trenes.
  • §16 Sistemas de telecomunicaciones, y
  • §40 Velocidad de circulación — en las líneas secundarias, hasta un máximo de 100 km/h.

Las líneas secundarias en principio suponen una construcción más sencilla y una operativa también más sencilla. La mayoría de las línea secundarias son de vía única. La velocidad máxima es de 100 km/h para los trenes de viajeros y, en general y para la mayoría de las líneas, de 80 km/h o menos para los trenes de mercancías. En la Deutsche Reichsbahn existían criterios aún más estrictos. La velocidad máxima en las líneas secundarias era de 60 km/h. Estaba permitido alcanzar en ellas los 80 km/h, si los sistemas de seguridad ferroviarios se correspondían con aquellos instalados en líneas principales para velocidades superiores a los 60 km/h.

Fuente: Wikipedia en alemán

La línea ferroviaria o línea de ferrocarril

Se denomina línea ferroviaria o línea de ferrocarril a la línea que conecta lugares mediante una vía de ferrocarril. Por el contrario, el término línea de tren se refiere al tráfico que tiene lugar regularmente (servicios de trenes que circulan) por las líneas ferroviarias. Así, puede ser que circulen varias líneas de tren sobre una línea ferroviaria, o que una línea de tren pase por varias líneas ferroviarias. Las líneas ferroviarias dan servicio tanto a las circulaciones de trenes de viajeros como a las de trenes de mercancías.

Dos líneas ferroviarias adyacentes de vía doble electrificadas, del ferrocarril Main–Neckar, en Frankfurt am Main.
Atribución: Brandrodungswanderfeldhackbau, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons

El trazado de línea de ferrocarril puede estar formado por una o más vías; estar equipado con sistemas de señalizaciones, construcciones, hitos kilométricos, agujas y cruzes de vías, además de estaciones y apeaderos para el tránsito de pasajeros y mercancías, y catenaria para el servicio de locomotoras y automotores eléctricos. En los primeros tiempos de la construcción de líneas ferroviarias era ya típico el montaje de una conexión telegráfica y eléctrica junto a la vía. De esta forma no solo fue posible la transmisión de mensajes para la operativa del ferrocarril, sino también las transmisiones de otro tipo.

La vía férrea está montada sobre una subestructura que proporciona una capa de estabilidad y absorbe las fuerzas descendentes que producen los vehículos ferroviarios. Además, drena el agua de la lluvia, de manera que también se mantenga estable con heladas y altas cantidades de precipitaciones. Una superestructura de rieles, cuyos bordes de rodadura mantienen a los vehículos ferroviarios guiados sobre la vía, se encuentra encima de un lecho un lecho de vía, normalmente construido con balasto.

Fuente: Wikipedia en alemán

El ferrocarril. Introducción y etimología de la palabra

El ferrocarril es un sistema de transporte guiado que circula por una vía férrea y está destinado al transporte de mercancías y de viajeros. Los ferrocarriles pertenecen por tanto al grupo de medios de transporte guiados por vías férreas formadas por la unión de rieles o raíles.

De una forma restrictiva, el ferrocarril es un vehículo o un grupo de vehículos de este sistema de transporte, es decir, sin incluir la suma de todas las instalaciones ferroviarias y sin la operativa ferroviaria. Originariamente, con el término ferrocarril se hacía referencia al nuevo tipo de camino carretil de hierro creado a principios del siglo XIX. Como fuerza motriz se emplearon al principio caballos (ver también los tranvías de tracción animal). En 2013, la red ferroviaria mundial tenía una longitud de 1.148.186 kilómetros.

Tren ICE 3 de la Deutsche Bahn AG circulando por la línea de alta velocidad Köln–Frankfurt a su paso por el túnel de Oberhaider-Wald.
Atribución: Sebastian Terfloth User:Sese_Ingolstadt, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons

Etimología de la palabra «ferrocarril»

El ferrocarril surgió a principios del siglo XIX con la conjunción del ya centenario sistema rueda-carril con la propulsión mecánica para el arrastre de vehículos. El peso de las máquinas propulsoras y las exigencias de una vía que permitiera un buen deslizamiento para los vehículos más rápidos, llevó en un primer momento al revestido con hierro de los carriles de las vías construidas mediante tablones. Y luego, al uso de rieles de hierro fundido montados sobre bloques de piedra, que más tarde se montaron sobre traviesas de madera transversales por motivos de estabilidad en la vía. De ahí se deriva el nombre de «carril de hierro» o ferrocarril.

Por consiguiente, el término ferrocarril, etimológicamente, se refiere a un tipo especial de vía. Y de ahí se deriva que el vocablo ferrocarril, en cuanto a red viaria y vehículos, es empleado –pars pro toto– (por extensión) para hacer referencia a todo el medio de transporte.

También en otras lenguas el radical («carril») al principio significaba la vía férrea y solo más tarde el sistema de transporte en su totalidad. Así: en alemán, Eisenbahn; en francés, chemin de fer; en neerlandés, spoorweg; en inglés, railroad o railway; en italiano, ferrovia; en húngaro, vasút; en sueco, Järnväg; en finés, Rautatie; en croata, željeznica; en turco, demiryolu; en ruso, железная дорога.

Fuente: Wikipedia en alemán

Los coches (o vagones) para trenes de viajeros. Introducción y terminología

Los coches para trenes de viajeros, también llamados vagones de pasajeros o viajeros, son vehículos ferroviarios que, a diferencia de los vagones de mercancías, están destinados al transporte de personas por ferrocarril (transporte ferroviario).

Tren de pasajeros formado por coches de viajeros saliendo de la estación principal de Stuttgart (1979).
Atribución: Roger Wollstadt, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons

Terminología

Entre los coches de pasajaros están, siempre y cuando no dispongan de motorización:

  • los vagones (coches) para trenes de viajeros
  • otros coches de pasajeros.

Se habla de coches de pasajeros (Personenwagen) únicamente dentro del ámbito ferroviario. En el caso de los tranvías se emplea en Alemania el término coche de acompañamiento (Beiwagen), y remolque o coche-remolque en Suiza. También las unidades (coches o vagones) no motorizadas de los trenes automotores se designan como coches remolcados, coches intermedios o coche-cabina, si este dispone de un compartimento con cabina de control. Asimismo, antiguamente era costumbre designar también como Beiwagen (de acompañamiento) a muchos ferrocarriles secundarios y locales (cercanías), así como a pequeños ferrocarriles.

Otra terminología es la que emplea la UIC para designar sistemáticamente los tipos constructivos de los coches para trenes de viajeros.

Fuente: Wikipedia en alemán

La línea principal en el ferrocarril

Las líneas de ferrocarril principales son líneas ferroviarias que, al contrario que las líneas secundarias de ferrocarril, conforman la red ferroviaria básica.

Mapa de la red ferroviaria alemana en el año 2020. En trazo oscuro grueso las líneas principales de ferrocarril, y en trazo oscuro fino las líneas secundarias.
Atribución: Hbf878, OpenStreetMap-Beitragende, CC BY-SA 2.0, vía Wikimedia Commons

Fundamentos normativos en Alemania

En la Eisenbahn-Bau- und BetriebsordnungEBO– (Reglamento para la construcción y explotación ferroviaria) se encuentra una definición de línea principal y de línea secundaria en el ferrocarril. En el capítulo 1, párrafo 2, se dice que:

Las líneas de ferrocarril se distinguirán según su importancia en líneas principales y líneas secundarias. La decisión relativa a qué líneas de ferrocarril son principales y cuáles son secundarias incumbe a:
1. a la compañía que corresponda, en el caso de los ferrocarriles federales;
2. a la administración del estado federado, en el caso de los ferrocarriles que no pertenecen a la red ferroviaria de la federación (ferrocarriles propiamente no federales).

En la nueva versión del reglamento Betriebsordnung -BO- de 1958 se elevó la velocidad autorizada a 140 km/h.

Con la nueva versión de la EBO (Eisenbahn-Bau- und Betriebsordnung) de mayo de 1967, se elevó la velocidad autorizada en líneas secundarias de 60 a 80 km/h, según el § 40 (2), y de 140 a 160 km/h en las líneas principales. Con ello resultaron superfluos los permisos de circulación excepcionales que el Ministro de transportes federal emitía para los trenes Rheingold y Rheinpfeil. Para recorridos con una velocidad superior a los 140 km/h, los ferrocarriles federales emitiron en 1962 directrices provisionales para la planificación y operación de viajes por ferrocarril superiores a los 140 km/h y hasta los 160 km/h.

Con la tercera ordenanza de enmienda de la EBO, en mayo de 1991 se incrementó la velocidad máxima autorizada de los trenes de viajeros en líneas principales de 160 a 250 km/h. Con ello, ya no era necesario ningún permiso de circulación excepcional, muy especialmente para los trenes InterCity que circulaban a 200 km/h.

Notas

Las definiciones legales frecuentemente no concuerdan con lo que se entiende en lengua coloquial. Una conexión ferroviaria considerada comúnmente como una línea secundaria, puede ser según la normativa una línea principal, y viceversa.

  • Los trenes de largo recorrido normalmente circulan por líneas principales, aunque también a algunos importantes destinos turísticos solo llegan los trenes de largo recorrido por líneas secundarias.
  • Muchas líneas principales son de vía doble, aunque hay también líneas principales de vía única y líneas secundarias de vía doble.
  • En determinados estados federales muchas líneas principales estám electrificadas, y por el contrario solamente unas pocas líneas secundarias.

Fuente: Wikipedia en alemán

La clase en los coches de viajeros

En el ámbito del ferrocarril, la clase en los coches de viajeros designa el nivel de confortabilidad con el que se transporta a los pasajeros en un coche (de viajeros). Por lo general, las clases en los coches de viajeros están numeradas, siendo la primera clase (1) la que indica el más alto nivel de confort.

Interior de un coche de compartimentos prusiano tipo C3 de tercera clase (3)
Atribución: Joachim Müllerchen, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons

El nombre de «clase de coche» viene de que, originariamente, todos los coches estaban dotados de forma homogénea. Actualmente hay en muchos trenes coches de viajeros con asientos de diferentes clases. En tal caso, se habla a menudo sencilla y abreviadamente de primera clase o de segunda clase.

Generalidades

Las diferencias entre las clases de los coches de viajeros incluyen, entre otras cosas, el tipo de asiento (acolchado, de piel, asientos enfrentados o en hilera), el espacio para las piernas (la distancia entre asientos individuales), si es un coche de compartimentos o un coche abierto con pasillo central, si el coche dispone de calefacción y está climatizado, cuenta con cobertura para teléfonos móviles, zona de descanso, enchufes para toma de corriente, mesas, persianas para protección solar, etc. Mas allá de esto, se pueden asociar a una clase servicios y prestaciones adicionales, tanto antes del viaje (salas de espera especiales en las estaciones), como también dentro del propio tren (bebida gratis, refrigerios o prensa). La puntualidad o la velocidad de los trenes, el recorrido, el estado de las estaciones y de la linea, no están supeditadas, o solo con reservas, a la clase de los coches de viajeros (en trenes mixtos). Según el tipo de tren (por ejemplo, si se compara un ICE con un tren regional), el precio, las comodidades y el servicio de cada clase varía considerablemente.

Los coches de primera clase tienen una menor capacidad que los coches de segunda clase, ya que ofrecen un mayor espacio a cada viajero. Además, la oferta de plazas de primera clase a menudo es dimensionada frecuentemente muy por lo alto en comparación con la demanda, en parte a propósito para poder ofrecer un producto más atractivo con una primera clase menos ocupada.

Desde el punto de vista de las ciencias empresariales, la división de los coches de viajeros en clases está en relación tanto con la diferenciación de precios como con la diferenciación de productos.

Abreviaturas internacionales

Los siguientes códigos de letras se emplean en la señalización genérica de los coches de viajeros en un uso puramente técnico:

  • A: coche de viajeros de primera (1ª) clase
  • B: coche de viajeros de segunda (2ª) clase
  • C: coche de viajeros de tercera (3ª) clase
  • D: si existe, coche de viajeros de cuarta (4ª) clase; en la actualidad, sígno del furgón de equipajes o (asociada con una A o B) para los coches de viajeros de dos pisos
  • WL: coche-cama (del francés Wagon Lit)
  • WR: coche-restaurante (del francés Wagon Restaurant)
  • WS: coche-salon o coche especial
  • c: coche de viajeros con literas

Fuente: Wikipedia en alemán

Los vagones de estación

Los vagones de estación (en alemán Bahnhofswagen) eran material rodante ferroviario, por lo general coches de pasajeros o vagones de carga fuera de servicio, que ya no estaban sujetos a regulación, como al reglamento sobre la construcción y operación ferroviaria (Eisenbahn-Bau- und BetriebsordnungEBO-). Se permitía su uso exclusivamente dentro de una estación para fines internos, y no se podían incorporar a trenes destinados al transporte público. Con frecuencia se utilizaban como almacén estacionario o lugar de descanso, siendo empleados esporádicamente como medio de transporte en el interior de la estación. Actualmente apenas se encuentran.

Locomotora preserie fuera de servicio E 44 501 de la serie E 44.5, como vagón de estación 60125 en el depósito de Hamm.
Atribución: Mariolu04, CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons

Como regla general se eliminaban de los vagones de estación las inscripciones que se requerían para el material rodante dado de alta en el inventario de material en servicio, como los números de explotación y los códigos de tipo. En Alemania se les puso la inscripción Bahnhofswagen (vagón de estación), en su caso con un número, la ubicación y «Darf nicht in Züge eingestellt werden» («No se puede poner en convoyes»). Solo se les realizaba trabajos de mantenimiento en la medida imprescindible para su utilización.

Fuente: Wikipedia en alemán