El «Ludwigseisenbahn» (Ferrocarril de Luis I de Baviera). Transporte de mercancías

El Ludwigseisenbahn (Ferrocarril de Luis I de Baviera) fue concebido y diseñado desde el principio para el transporte de pasajeros. Por este motivo, durante los primeros años tampoco había una flota de vagones de mercancías (se utilizaron para el transporte de mercancías entre 10 y un máximo de 44 coches de viajeros). No obstante, los estatutos de la compañía ferroviaria de 1836 mencionaban expresamente el transporte de mercancías como uno de sus objetivos. Sin embargo, en mayo de 1836, los responsables rechazaron la primera solicitud para un transporte de mercancías proveniente de un comerciante de Núremberg.

Litografía con el ferrocarril de Nürnberg a Fürth
Atribución: Johann Baptist Dilger, dominio público, vía Wikimedia Commons

Por lo pronto, el 11 de junio de 1836 por vez primera se produjo un excepcional transporte de mercancías: dos barriles de cerveza nada espectaculares en un coche de tercera clase. El director Scharrer, con relación a esto, escribió al cervecero Lederer: «El cervecero, señor Lederer, está autorizado a entregar, con el primer coche con destino Fürth, dos barriles de cerveza al dueño del ferrocarril contra el pago de seis cruceros por barril en concepto de pago por el transporte, con la condición de que en cada ocasión sean retirados inmediatamente a la llegada del tren por el dueño. Por consiguiente, se encarga al señor Comisario Director Dr. Löhner, se ocupe de que este pequeño comienzo del transporte de mercancías se desarrolle de forma ordenada para que tal vez posteriormente pueda extenderse a mayor escala. Como de todos modos el transporte de viajeros a Fürth no es muy numeroso, ello será de tal forma que se podrá llevar a cabo más fácilmente.«

Por el momento no llegó a introducirse un tráfico de mercancías «regular». Si bien el Ludwigseisenbahn llevaba a Fürth algunos ejemplares del diario «Korrespondent von und für Deutschland» (a cambio de la cesión gratuita de dos ejemplares), sin embargo únicamente en octubre de 1837 y en mayo de 1838 se empezó a hablar de un transporte regular de mercancías.

En agosto de 1839, dos carniceros de Fürth se dirigieron a la empresa y solicitaron un transporte semanal de ganado, lo que se acordó que se llevaría a cabo. A partir de entonces, tras la transformación de dos vagones de viajeros desechados, se empezaron a realizar transportes de mercancías de forma regular. Sin embargo, la mayor parte de los beneficios eran generados por la siempre completamente ocupada tercera clase.

Cerca de la estación de término de Nürnberg en Plärrer, en 1852 se inauguró una fábrica de gas, a la que se dotó de una vía de empalme propia con una plataforma giratoria y un tramo de vía muerta de 80 metros de longitud hasta las instalaciones de la empresa para el suministro (entrega) de carbón. Al principio, por las vías del Ludwigseisenbahn llegaban a la fábrica alrededor de 400 vagones de carga con carbón al año, siendo ya en 1855 más de 7.000 los vagones de mercancías recibidos. Con la ampliación de la vía de empalme 30 metros en 1871, se instaló con ella una báscula ferroviaria.

En 1872, el Ludwigseisenbahn tenía un «tráfico de mercancías limitado».

En 1880 fueron transportadas a través de la conexión con la fábrica de gas 10.000 toneladas; 20.000 en 1888; y 60.000 toneladas de carbón en 1904. Este tráfico finalizó con la inauguración el 1 de octubre de 1904 de la fábrica de gas en su nueva ubicación de Sandreuth.

Descripción de la línea

()

Fuente: Wikipedia en alemán