Los «D-Zug» (trenes directos)

A partir de 1892 circuló por Alemania un nuevo tipo de tren con coches de viajeros para trenes expresos especialmente confortables; los denominados D-Zug, trenes directos o trenes de viajeros directos. Con ello se designaba exclusivamente a los trenes formados por coches de viajeros especiales que estaban unidos entre ellos mediante fuelles de interconexión, y que se caracterizaban por ser coches con un pasillo interior que los recorría. Junto a los compartimentos existía ahora un pasillo lateral, por lo que ya no era posible acceder directamente a los departamentos a través de puertas exteriores y estribos corridos como en los coches de compartimentos construidos hasta entonces. La designación inglesa «corridor train» (tren pasillo) para tales trenes hacía clara referencia a este tipo de coche.

Coche wurtemburgués del año 1901 para trenes directos D-Zug del tipo ABCCü
Atribución: Autor desconocido, dominio público, vía Wikimedia Commons

Si bien anteriormente al año 1900, la Königlich Preußischen Staatseisenbahnen (los Reales Ferrocarriles Estatales Prusianos), junto a los típicos coches de viajeros para trenes «D-Zug», también disponía de coches-salón con pasillo central, en aquella época no era lo habitual. Por entonces, los coches de viajeros sin compartimentos se encontraban en Europa -excepto en Escandinavia-, en el tráfico de cercanías y en la clase de los coches más baja que había (la cuarta). O por el contrario, en los coches-salón -con frecuencia privados-, que eran un lujo en especial para los viajeros más adinerados o protocolariamente distinguidos.

El primer tren «D-Zug» se puso en marcha el 1 de mayo de 1892 como el D 31/32 en la línea Berlin Potsdamer BahnhofHildescheim HbfPaderborn HbfKöln Hbf. Para este caso se utilizaron exclusivamente coches de viajeros nuevos de cuatro ejes que estaban unidos mediante puentes de paso, por lo que era posible el paso entre coches a lo largo de todo el tren. Además era posible la reserva de un asiento mediante el pago de una tasa de un marco (lo equivalente actualmente a 7 euros). Un mes después, siguió a partir del 1 de junio de 1892 el D 51/52 en la línea Berlin Potsdamer BahnhofNordhausenFrankfurt (Main) Hbf. Se componían únicamente de coches de viajeros de primera y segunda clase, coche-restaurante, así como furgón de equipajes y, para los trenes nocturnos, de coches-cama. Debían ser no solo especialmente confortables, sino también muy puntuales. Por el uso de los trenes «D-Zug» se cobraba un suplemento de dos marcos. En 1894 circuló por primera vez entre Berlín y Prusia Oriental un tren directo «D-Zug» que también llevaba coches de tercera clase.

A finales de siglo circulaban tanto trenes expresos como directos «D-Zug», siendo los trenes «D-Zug» de mayor categoría. Las administraciones ferroviarias procuraron que se utilizaran los vehículos más modernos y confortables. Estos debían ser coches de cuatro ejes en los trenes «D-Zug», mientras que en los trenes expresos se permitían en casos excepcionales y provisionalmente los coches de tres ejes. Los vehículos de dos ejes estaban prohibidos. Los coches debían estar equipados con frenos continuos y lavabos y, en lo posible, disponer de carrocerías con ventilación. Hasta 1917, la totalidad de los trenes expresos en Alemania pasaron progresivamente a ser «D-Zug», en cuanto estuvieran formados por coches de viajeros con pasillo de acceso.

Coche de viajeros de cuatro ejes con pasillo de acceso de 1ª y 2ª clase de los ferrocarriles prusianos
Atribución: Autor desconocido, dominio público, vía Wikimedia Commons

Sin suplemento con pocas paradas solo circulaban trenes de viajeros «acelerados» (beschleunigte Personenzüge -BP-). Únicamente en Baviera circularon todavía algunos trenes expresos sujetos a suplemento en la línea MúnichMittenwaldInnsbruck, y solo pasaron a ser trenes «D-Zug» en 1929. En el siglo XX, en Alemania las denominaciones «D-Zug» y tren expreso se utilizaban casi como sinónimas.

Fuente: Wikipedia en alemán