La clase «animal» (Tierklasse) de la H.B.E.

Con la calificación de locomotoras de clase «animal» de la compañía de ferrocarril de Halberstadt a Blankenburger (Halberstadt-Blankenburger Eisenbahn -H.B.E.-) se designa a cuatro locomotoras-ténder de vapor, que recibieron el nombre de mamut, bisonte, búfalo y alce. Tras la adquisición por parte de la Deutsche Reichsbahn en 1949 de la H.B.E., las locomotoras recibieron los números de explotación del 95 6676 al 95 6679. Al emplear locomotoras de clase «animal» (Tierklasse), la H.B.E. pudo en sus secciones empinadas, en los que hasta entonces operados mediante ferrocarril de cremallera, cambiar su modo de operación con el uso de locomotoras con adherencia rueda-carril.

Locomotora de vapor 95 6676 de la DR (ex HBE «Mamut«) de Borsig, en Rübeland el 11/05/2005
Atribución: Wassen, CC BY 3.0, vía Wikimedia Commons

Antecedentes históricos

A causa del incremento en las necesidades de transporte debido a la Primera Guerra Mundial, se animó a la H.B.E. a que se desprendiera de sus anticuadas locomotoras de cremallera. Para su reemplazo, la firma industrial Borsig y su diseñador jefe August Meister propusieron una locomotora de cremallera con una disposición de ejes 1’D1′, o una locomotora con adherencia rueda-carril con una disposición de ejes 1’E1′. La decisión fue a favor de las locomotoras con adherencia rueda-carril y se encargaron dos máquinas. Debían poder arrastrar trenes con la mayor masa posible a una velocidad adecuada. Sin embargo, en estas se incorporaron frenos con rueda dentada, ya que se temía que para superar las rampas del 60‰ de pendiente, se pudiera superar la fricción en la bajada y el tren patinara. Por entonces, el proyecto de 1917 se consideró especialmente importante, a causa de la posibilidad de sustituir las locomotoras de cremallera, también por parte de los ferrocarriles estatales. Los planes fueron respaldados rápidamente por la oficina de ferrocarriles del Reich, y autorizados por el Comité de vehículos del Estado Mayor técnico del Ministerio de la Guerra.

Servicio

El 4 de febrero de 1920 tuvo lugar el primer viaje de prueba, y su uso regular se produjo a partir de primeros de marzo. Sin embargo, durante la prueba, el bastidor de frenado con la rueda dentada demostró ser superfluo, por lo que en lo sucesivo se retiró de ambas locomotoras y en las máquinas «alce» y «búfalo» entregadas a principios de 1921 ya no se incorporó. Además su utilización habría entorpecido el funcionamiento de la locomotora, ya que la fricción habría sido demasiado alto para las ruedas dentadas a la velocidad de 30 km/h que era posible alcanzar en el descenso en los tramos empinados. En adelante se realizaron extensas circulaciones de prueba en el centro de experimentación de locomotoras en Grunewald, que en aquella época estaba dirigido por Richard Paul Wagner. Las máquinas de la clase «animal», en las pendientes del 60‰ del HBE (Halberstadt-Blankenburger Eisenbahn), podían transportar trenes con cargas de 260 t a una velocidad de 12 km/h. Los resultados de las pruebas de circulación llevaron a la adquisición de las prusianas T 20 por la Deutsche Reichsbahn, clasificándolas como serie 95, con lo que en muchas líneas de los ferrocarriles del Imperio también se pudo poner fin al uso de la rueda dentada.

En 1949, las locomotoras, a causa de la nacionalización de la HBE, pasaron a formar parte del parque motor de la Deutsche Reichsbahn de la RDA. La 95 6679 (ex «alce«) fue la primera en ser retirada del servicio, cuando en 1951 se produjo el estallido de la caldera en Raw Meiningen. La 95 6676 (ex «mamut«) actualmente forma parte de la colección de unidades fuera de servicio del Museo de Transportes de Dresde (Verkehrsmuseums Dresden).

Características constructivas

Las máquinas disponían de un bastidor de barras. Los juegos de ruedas portantes se diseñaron como ejes Bissell con pivotación lateral de 125 mm. El segundo y quinto eje de los acoplados se podían desplazar lateralmente 30 mm, y el tercer eje de los acoplados se diseñó sin pestaña. Como accionamiento de regulación se montó una distribución de válvula de Walschaerts modificada por Borsig. A pesar de la escasa longitud de la locomotora, para conseguir una caldera lo suficientemente grande, esta, con un considerable diámetro de 2.000 mm, se construyó con tubos de una longitud de 3.700 mm. Para que todas las ruedas acopladas pudieran ser arenadas en ambos sentidos de marcha, por primera vez, Borsig instaló un esparcidor de arena de aire comprimido.

Las ruedas dentadas de frenado que se montaron en un bastidor ad hoc únicamente en las locomotoras «mamut» y «bisonte«, estaban situadas delante y detrás del eje motriz. Debían elevarse en los ascensos, de modo que el engranaje entre los piñones y la cremallera no se produjera a baja velocidad. El bastidor con los engranajes dentatados de frenada descansaba suelto sobre los semiejes con sus propios rodamientos de apoyo, comparables a los bastidores de transmisión por engranajes habituales en esa época.

Fuente: Wikipedia en alemán