La «Deutsche Reichsbahn» (1920 – 1945)

La Deutsche Reichsbahn, abreviadamente DR, era la compañía ferroviaria nacional alemana desde los tiempos de la República de Weimar hasta inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con las disposiciones de la Constitución de Weimar adoptada en 1919, las anteriores administraciones ferroviarias de los estados federados, a partir del 1 de abril de 1920, pasaron a ser propiedad del Imperio Aleman. En un principio denominada Deutsche Reichseisenbahnen, a partir de 1921 tuvo como razón social el nombre de Deutsche Reichsbahn. La DR inicialmente estaba directamente bajo la dirección del Ministerio de Transportes del Imperio.

Logotipo de la Deutsche Reichsbahn (1920-1945)

En febrero de 1924 fue desligada del Ministerio de Transportes y se gestionó como una sociedad estatal independiente. Ese mismo año, como parte de la puesta en marcha del Plan Dawes, se fundó la Deutsche Reichsbahn Gesellschaft como compañía operadora que operaba los ferrocarriles que seguían siendo propiedad del Imperio y cuyos beneficios estaban destinados al pago de las reparaciones de guerra acordadas en el Tratado de Versalles. Su primer director general fue Rudolf Oeser.

A partir de la mitad de la década de 1920, la Deutsche Reichsbahn pasó a ser una compañía puntera tanto técnica como económicamente. Desarrollos como las locomotoras de vapor unificadas, la rápida introducción de los automotores diésel (como el Fliegender Hamburger DR 877), o la construcción del ferrocarril suburbano S-Bahn de Berlín, fueron reconocidos e imitados por todo el mundo.

El fin de la República de Weimar y la llegada al poder del nacionalsocialismo, no supuso al principio un cambio en el estatus de la Deutsche Reichsbahn. Bajo la presión de los nacionalsocialistas, la Deutsche Reichsbahn se hizo cargo, a partir de 1933, de la construcción de las autopistas del Imperio, descuidándose la ampliación de la red ferroviaria en favor del rearme. En 1937, Adolf Hitler puso fin a la existencia como compañía independiente de la Deutsche Reichsbahn-Gesellschaft, que nuevamente pasó a estar bajo la administración directa del estado a través del Ministerio de Transportes del Reich. Su director general Julius Dorpmüller fue al mismo tiempo ministro de transportes, permaneciendo en ambos cargos hasta su muerte en junio de 1945, poco después de finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Con la creación de las cuatro zonas de ocupación aliada de Alemania, las potencias de ocupación se hicieron cargo en gran medida del control de la compañía y pusieron fin a la dirección centralizada de la Deutsche Reichsbahn.

La parte de la Deutsche Reichsbahn que desde 1945 se hallaba en la zona de ocupación soviética, continuó operando bajo la dirección de la Administración Militar Soviética en Alemania, pasando a convertirse en 1949 en la operadora ferroviaria estatal de la República Democrática Alemana. El nombre de Deutsche Reichsbahn se mantuvo en la República Democrática Alemana, mientras que la parte de la Deutsche Reichsbahn que operaba en las otras zonas de ocupación pasó a formar parte de la Deutsche Bundesbahn con la fundación en septiembre de 1949 de la República Federal de Alemania.

Fuente: Wikipedia en alemán